viernes, 15 de agosto de 2014

Vale la pena el esfuerzo

Parece una mala jugada del destino que se empeña en hacer de México un país cada vez más pobre, si aunque usted no lo crea y quizá no es la pobreza económica a la que me refiero si no a la pobreza de nacionalismo en la que vivimos, parece que nada nos mueve para defender, para preguntar. para pedir cuentas de lo que se esta haciendo, cómo se esta haciendo, quienes los están haciendo nos da pereza tan sólo el pensar en política, en economía, pero desgraciadamente estas dos ciencias unidas rompen esquemas y marcan el camino a seguir de los países.

Cierto es que a nuestro querido México le hacen falta muchos cambios que lo impulsen a un mejor estado de bienestar (que hace tiempo que no existe) y de esta manera disminuir la brecha que se ensancha cada vez mas entre los que tienen y los que no tienen un mejor futuro, generaciones de jóvenes con manos fuertes y grandes deseos integrarse al aparato productivo del país, pero las oportunidades cada vez son menores y los estándares que exige el mercado no van de acuerdo con el salario que ofertan. La mano de obra barata y calificada ahora con la reforma laboral que en uno de sus tantos puntos habla de la multifuncionalidad del trabajador, esto significa mas  funciones por el mismo salario. La reforma educativa con la implantación de modelos que

Pero no todo es malo aún tenemos muchas cosas por hacer si trabajamos en equipo y siempre pensando en el bienestar del colectivo, esto es anteponer el interés colectivo a los intereses individuales. Sin temor a equivocarme somos mas los que deseamos cambios que beneficien a la mayoría y que estos cambios sean transparentes para recuperar la confianza en nuestras instituciones, necesitamos urgentemente terminar con la impunidad. Es pues tiempo(frase por demás trillada) pero que es necesario evocarla las veces que sean necesarias para que nos organicemos para hacer de nuestro México un país con mas gente honesta, trabajadora, conprometida, con futuro y sobre todo, orgullosa de ser mexicana y de sus gobernantes.

Un abrazo a los que sueñan y trabajan para lograr sus sueños.

        Vale la pena luchar por un  México digno para los mexican@s.